Luego de iniciar una nueva pretemporada a la cabeza del plantel de Sportivo 9 de Julio de Río Tercero, Darío “Manzana” Bringas dialogó con La Capilla Deportiva.

Con 27 jugadores, “un número bastante importante”, subrayó el entrenador, se realizó un extenso diálogo de presentación para dejar en claro las pautas para este año. “Hay algunas bajas en el plantel y hemos subido algunos chicos de Reserva que vienen haciendo excelentes torneos. Estamos esperando estas dos primeras semanas de testeos y acondicionamiento físico para saber con quiénes vamos a contar para evaluar la posibilidad de alguna incorporación. Estamos conformes con el plantel que tenemos”, apuntó. Cabe aclarar que algunos futbolistas se encuentran de vacaciones en esta época.

Ante la baja de Nicolás Torre, “Vaquero” Moreno integrará el cuerpo técnico.

Federico Camertoni, Francisco Musso, Federico Burgos (Atlético Ascasubi) y Patricio Cabral (Deportivo Italiano) no seguirán respecto al plantel del año pasado, mientras que Alan Fernández (Agrario) volverá tras la disputa del Provincial. En tanto, el técnico confirmó a Simón López (Sportivo Belgrano) como primera incorporación.

Si bien se cumplieron los tres años de la plaza en el Torneo Regional Federal Amateur, seguramente el club evaluará la posibilidad de volver a tener representación nacional este año.

“La base de jugadores es de un 95 por ciento del club. Podemos trabajar sobre los mismos intérpretes. Ya saben cuál es la idea que ya tengo. Vamos a ir buscando variantes tratando de perfeccionar cosas que no salieron tan bien. La liga se la ve atractiva, porque la mayoría de los equipos se ha reforzado bien y hay algunos que ya empiezan en competencia la semana próxima, nos llevará a exigencia máxima para tener protagonismo como el año pasado”, indicó “Manzana”.

También valoró la motivación que genera que experimentados como Iván Castro, Pablo Spezia, Martín Braida y Mario Arce hayan comenzado un nuevo año con el “Patriota”.

Bringas agradeció haber tenido siete ofertas de clubes de la Liga de Río Cuarto, pero pretendió continuar en Río Tercero. “En un primer momento había hablado de que mis intenciones eran seguir acá. Estoy muy agradecido con los dirigentes que hicieron el esfuerzo de seguir con este proyecto. Es un club en el que se trabaja con total comodidad. Apuntamos a mejorar en la infraestructura del club, con un hermoso predio que habría que mejorar, se pudo hacer en este parate. Vamos a estar en mejores condiciones que el año pasado en un paso más a lo que pretendemos. Con la Reserva también campeona el año pasado, será un año difícil de superar. Podemos avanzar y podemos profesionalizar el club, logros que van más allá de un trofeo en una vitrina”, cerró.