En ocasión de la visita del Atlético Ascasubi a Deportivo Villa del Dique, por la 1ª fecha de la Copa de Bronce, dos chicos de los “Palomeritos”, de categorías Sub-15 y Sub-17, no recibieron la atención médica requerida tras padecer lesiones en el terreno de juego.

En diálogo con La Capilla Deportiva, Lucía Oliva, delegada del club, indicó que, en el primer caso, el adolescente golpeado se sintió sordo por un pelotazo, lo que lo obligó a pedir la modificación. Luego de la revisión por parte de una enfermera en el campo de juego, fue derivado al hospital municipal, lugar al que sólo ingresaron la mamá y el joven. El médico no lo tocó ni lo examinó y le recomendó ir a un otorrinolaringólogo a Santa Rosa, localidad aún más alejada de Villa Ascasubi. La mamá tomó la determinación de llevarlo a la Clínica Modelo de Río Tercero (ver aparte), tras recorrer la ruta repleta de turistas y en estado muy nervioso.

Posteriormente, un futbolista de la categoría Sub-17 sufrió una dolencia en la rodilla. Tras ser atendido por la enfermera en la cancha, la ambulancia tardó en llegar y, en un primer momento, no quisieron atenderlo porque no estaban sus padres presentes, aunque desde el Club Atlético Ascasubi manifestaban que había dirigentes para acompañarlo.

“El centro de salud estaba a tres cuadras y la ambulancia no llegaba. El chofer, muy correcto, y la enfermera se bajó de mal modo. Preguntó qué adulto la acompañaba, lo cual le respondo que era de la dirigencia y Marcela (Araya) fue quien lo acompañó. No había un familiar y no lo querían llevar. Esa mamá iba a tener que viajar para que lo llevaran. Nunca se vio una cosa de éstas. Era el segundo caso (en el día) y reaccioné porque no me lo querían atender. El chico lloraba del dolor”, manifestó Oliva.

Luego sí fue llevado al centro de salud. “Al entrar al hospital, lo atendieron. Pero el delegado le dijo de todo (a la enfermera)”, agregó la delegada.

“Me acuerdo que el nombre era Maximiliano, pero no recuerdo el apellido. Y la enfermera era Romina, porque así la llamaban desde la ambulancia”, mencionó Oliva respecto a los profesionales que no quisieron atender a los jóvenes lesionados del Atlético Ascasubi. “Tenemos entendido que es (un centro de salud) municipal. Con la salud, no se juega”, expresó.

“No podés dejar de atender a alguien con los primeros auxilios. Como club, no tenemos obligación de tener una ambulancia en las canchas. Puede ser una doctora, un paramédico o una enfermera, como obligación. Pero cada pueblo confía en su centro de salud. Nos han tocado casos de que sean (jugadores) nuestros o ajenos, los llevamos al hospital y los atienden. Es la primera vez que pasa esto, que no lo quieren atender o no lo quieran llevar por ser menor de edad”, fustigó sobre la vergonzosa y dolorosa experiencia en Villa del Dique.

CARTA AL INTENDENTE DE VILLA DEL DIQUE Y NOTA EN LA LRRF

Además de solidarizarse con las familias de los jugadores lesionados, desde el Club Atlético Ascasubi hicieron una nota dirigida al intendente de Villa del Dique. “Hoy los chicos están bien. Pero podría costar una vida. No fue correcto. El municipio debe saberlo y ellos sabrán las medidas que tomarán después. Es un club que tiene Primera, Reserva, Infantiles, Femenino y Seniors. Es un lugar turístico. La gente de ellos nos decía que es algo habitual que vayas (al hospital) y no te atiendan. Esperamos que este reclamo sea para mejorar eso. Peor es lamentar una vida”, informó la delegada.

También se presentará una nota esta noche en la Liga Regional Riotercerense de Fútbol, aprovechando la reunión del Departamento Infanto-Juvenil. “No pueden pasar estas cosas. Ellos, como presidentes, deberían preguntarle al intendente qué pasó y colaborar para que cada club tenga lo que necesite en estos casos”, cerró.