El intendente, concluyente: “No hay más tolerancia por parte del Estado”

En diálogo con Radio Capilla, el intendente de Villa Ascasubi, Fernando Salvi, analizó la situación sanitaria y se refirió a las nuevas medidas de control en los accesos a la localidad, al tiempo que puntualizó que presentará una denuncia penal por violación a ciertas determinaciones.
Indicó que, ante distintos brotes en la región, se han hecho modificaciones, principalmente en el tránsito, tanto en Villa Ascasubi como en otros municipios y comunas del departamento.
“Hemos tenido que colocar montículos de tierra, que no hacen a la estética del pueblo. A mí no me gusta esto. Lamentablemente, es necesario para poder cuidar la salud de la gente. Esto solamente lo vamos a combatir si todos colaboramos para que, en lo posible, no ingrese el virus a Villa Ascasubi”, apuntó.
Respecto a algunos rumores de encuentros presenciales con otros funcionarios de la región, aclaró: “No participé de ninguna reunión con el intendente de Oncativo, que está pasando un momento difícil”. Del mismo modo, precisó que ha decidido establecer comunicaciones utilizando la tecnología, como en el caso de esta nota, realizada de manera telefónica.
También expresó que tanto la exintendenta Zully Fonseca como la actual secretaria de Gobierno Lucila Benítez se realizaron hisopados de manera privada, que dieron negativo, ya que habían estado en Oliva. “Pero antes de que estuvieran los casos”, puntualizó.
En otras medidas tomadas, señaló que se suspenden misas evangélicas y católicas, entre otras prácticas que pueden provocar aglomeración de personas, e indicó que habrá un control más estricto en bares y restaurantes para corroborar que se respete cantidad de personas y distanciamiento social.
“No vamos a volver hacia atrás en cuanto a fases. No vamos a alterar la dinámica de la localidad. La economía de nuestro pueblo no estuvo resentida prácticamente”, agregó.
¿Por qué reuniones familiares solamente el domingo y bares y restaurantes todos los días?
“No es decisión mía, es provincial. Para mí, es absurda, no la comparto, pero ante eso no puedo hacer nada”, respondió ante la inquietud.
Por otro lado, remarcó que se acabó la tolerancia ante personas que han evitado controles, cortando alambres o cadenas. “Vamos a denunciar penalmente. Hay una tentativa contra la vida de las personas. Contra esta persona, no cabe más la paciencia. Voy a ir personalmente a la Policía y espero que actúe rápido la Fiscalía. Es el primero. Voy a avanzar sobre el resto. No es la política. Hemos tomado recaudos necesarios. Para esos que cortaron cadenas, evitaban controles, llegó el punto cero. No hay más tolerancia por parte del Estado”, afirmó.
También solicitó a quienes recibieron agresiones que realicen las correspondientes denuncias. “Lo vamos a publicar”, añadió, reprochando el accionar de ciertas personas que tiene identificadas.
En otro orden, confirmó que el centro de aislamiento comenzó a ser utilizado en estos últimos días con personal policial que llegó desde Oliva. Para transmitir tranquilidad, aclaró que han sido controlados previamente, deslizando que presentaron estudios negativos para COVID-19.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.