PREPARAN EN TUCUMÁN LA ESCULTURA MÁS GRANDE DEL MUNDO DEL PAPA FRANCISCO

El tucumano Rubén Pereyra, hermano de Ramón Pereyra, quien reside en Villa Ascasubi, está preparando la escultura más grande del mundo del Papa Francisco.

Rubén es escultor y ha realizado varios trabajos para la provincia de Tucumán en rotondas, iglesias y plazas. Es licenciado en Artes Plásticas y profesor secundario y universitario.

En diálogo con nuestra emisora, precisó que en diez días la escultura estaría terminada. Tendría siete metros y medio de altura y se inauguraría el mes próximo en Aguilares.